La policía española arrestan a los traficantes de personas

Con el arresto de 29 sospechosos, la policía nacional francesa y española derribó una extensa red de tráfico de personas y drogas que a menudo atraía a menores de edad de las instalaciones de los migrantes y los transportaba a Francia, declaró la Europol en un comunicado de prensa del martes.

Puerto de la Alcazaba Almería España

Almería, España, puerto de entrada de los migrantes traficados (Foto: Jebulon, CC0 1.0)
La red criminal atrajo a los migrantes del norte de África y Oriente Medio, algunos de ellos niños no acompañados, desde los centros de protección españoles. Los migrantes viajaban entonces en autobús a Francia, junto con hachís, tabaco y caza menor.

Tras el arresto de un ciudadano español cuyo autobús contenía 22 migrantes ilegales no registrados, la policía inició una investigación formal. Se alegó que un ciudadano marroquí, administrador principal de la empresa propietaria del autobús, era el presunto responsable de dirigir la operación de tráfico.

La investigación condujo a la detención de 26 sospechosos en España y 3 en Francia, a la incautación de 33.000 euros y de más de 200 kilogramos de hachís. Las autoridades también recuperaron un vehículo y un remolque, así como documentos y equipo informático en 14 registros domiciliarios.

El descubrimiento y desmantelamiento de la red de tráfico constituye un pequeño éxito para las autoridades francesas y españolas, que habían recibido asistencia de la Europol. Sin embargo, el tráfico sigue siendo un problema en Europa occidental.

Según la Comisión Europea, España suele ser un destino final para las víctimas de la trata procedentes de América del Sur, Europa oriental, Asia y África, o un centro de tránsito para las víctimas que viajan a Francia o al Reino Unido. Existe además una preocupación adicional la trata de mujeres para labores sexuales, en varios puntos de España donde son explotadas en casas de citas y Escorts en Alicante.

En el perfil de España se detalla que muchas de esas víctimas proceden de América del Sur, Paraguay, Rumania, China y Nigeria.

En Francia, la trata de niños se ha convertido en un motivo de especial preocupación. Los jóvenes romaníes de Europa sudoriental constituyen la mayoría de las víctimas y deben cometer pequeños delitos a instancias de sus familias o de grupos de delincuencia organizada.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*