Cómo manejar los problemas del lenguaje en el hijo

Los problemas de lenguaje se presentan a muy temprana edad. Estos muchas veces sirven de diversión a la familia, quienes disculpan el hecho argumentando que su niño “todavía es un bebé”. De esta manera estimulan al pequeño de tres años a seguir hablando como tal, sin saber que están obstaculizando su desarrollo integral o lo que es peor, evitan que se detecten las alteraciones comunes del habla, tales como retrasos en el lenguaje o dislalias, o las alteraciones mayores, en las que el sistema nervios se ve comprometido.

Cómo detectar problemas del lenguaje en los hijos

Para poder sospechar la presencia de problemas en el lenguaje debe tenerse en cuenta la evolución natural de éste. Así, entre los once y doce meses, el niño comprende algunas palabras familiares como mamá, papá, etc. Sus vocalizaciones son más precisas y controladas en cuanto a altura e intensidad, agrupando sonidos y sílabas a voluntad.

Hacia el año y medio alcanza un promedio de 100 palabras. A los dos años aparecen frases que constan de dos elementos y su vocabulario puede contener 272 a 300 palabras. A los tres años utiliza unas 1000 palabras y hasta los cinco años el pequeño utiliza las palabras con mayor precisión, usa correctamente las formas gramaticales, puede narrar pequeños cuentos y describir láminas con sus propias palabras. Asimilan y pronuncian casi todos los sonidos de su lengua materna.

Estimular el lenguaje en los hijos

La estimulación del lenguaje, en esta etapa, es determinante para el desarrollo biopsicosocial del niño. Los adultos deben dirigirse a él, utilizando un lenguaje y una voz naturales, sin modificar palabras y sin subestimar el nivel de comprensión del pequeño.

Es importante que padres y maestros estén atentos a la evolución del niño. En caso de sospechar alguna alteración, los padres deberán acudir a un especialista en Logopedia o disturbios de la comunicación, quien evaluará al niño y le brindará el tratamiento necesario si el caso lo requiere.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*